miércoles, 20 de septiembre de 2017

Uno se da cuenta que...

Uno se da cuenta que...

Conforme pasan los años y el otoño llega, un se da cuenta que a vivido momentos que ya no volveran, que hay personas que amaste, pero te dejaron atrás porque no eras tu su destino o el motivo de su felicidad; que hay cosas que perdiste y te liberaron, que hay grillos que cantan de día porque están enamorados...

Conforme pasan los años, uno se da cuenta que hay canciones que al escucharlas vuelven a reproducir las mismas emociones, incluso los aromas; que hay besos cuyo sabor se queda en el paladar y que hay abrazos que se quedaron incrustados en el corazón.

Pero ya no hay tiempo para mas, por lo que hay que tomar ese pasado y volverlo fuente de inspiración, para crear nuevos momentos, nuevos encuentros y a estos hay que buscarles nuevas canciones, porque el otoño es una transición, previo a la renovación de la vida.
Oxwell L’bu Copyright © 2017

martes, 19 de septiembre de 2017

***Con versos triados***

***Con versos triados***
Con versos triados
y quizás mal logrados,
pretendí enamorarte;
sin detenerme a pensar,
que una flor así de bella,
de seguro ya habrá inspirado,
a un verdadero poeta.

Para llamar tu atención
y de a poco ir conquistando
tu insensible corazón,
te escribía versos sencillos,
que tu no leías
y si acaso lo hacías,
no comprendias que en ellos,
te daba mi corazón.

Con versos triados
y caídos en desuso,
como un intruso,
pretendí irrumpir,
en tu historia,
sin saber que tienes
mala memoria.

Mis versos fueron,
como un mensaje
en una botella,
que se lanza al mar,
con la esperanza de
que llegue al destinatario;
pero de que sirve que llegue,
si leyéndolo, no lo leyó,
pues ya su arrogancia,
estaba plagada de alagos,
que recivia de a montón.
Oxwell L’bu Copyright © 2017

Al besarte

Cuando te beso, sin despegar los pies del suelo me siento levitar y una ternura infinita se escurre por mis manos y te enmielo el cuerpo con mis dedos, mientras tú me llenas de luz con tu mirada… Cuando respiro el aroma de tu piel me siento en el paraíso porque seguramente tú escapaste de él, para venir a mi encuentro… Tu lo eres todo para mí, porque contigo yo aprendí a conjugar el verbo amar.
 Oxwell L’bu Copyright ©2013

lunes, 18 de septiembre de 2017

***Los colores del otoño***

***Los colores del otoño***
La naturaleza nos da colores,
colores para los amores y las flores;
colores llamativos, colores fascinantes,
para que nuestro paso por esté mundo,
sea un deleite sublime.

El otoño tiene sus flores y colores,
colores que nos recuerdan,
que a toda renovación,
le precede una transición,
que permite dar esos cambios,
en armonía.

Porque la primavera sin otoño,
no se renovaria,
por eso el otoño tiene sus colores,
colores exuberantes y cautivantes,
colores que revelan las nostalgias
y las alegrías por lo vivido.

Colores que son una alabanza,
llena de esperanza,
que se engalana con el naranja,
se emociona con el rojo cautivador
y se llena de luz con el amarillo.

El otoño tiene sus colores,
así como sus amores,
que son sublimes y apasionados,
son intensos y enamorados;
que cortejan con su misterio
y sus romances son temibles
e irrepetibles.

El otoño tiene sus colores,
sus aromas y su fascinación,
son como una canción que embriaga
el alma, y se apodera del corazón.
Oxwell L’bu Copyright © 2017

domingo, 17 de septiembre de 2017

***Las leyes de la cama***

***Las leyes de la alcoba***

Cuando entres a la alcoba con tu amada,
recuerda que ese es un lugar santo,
donde está el altar del amor, su amor.

Donde los suspiros son oraciones,
donde las caricias y los besos,
son los ritos inefables del amor.

Por eso a ese recinto sagrado,
solo debería de entrar esa persona,
a quien has entregado tu corazón.

Pues es allí, donde al caer la tarde,
la luna ilumina con sus rayos,
ese recinto de ternura.

Es allí al amanecer donde el sol
se regocija al ver dos cuerpos desnudos,
que han tocado el cielo con las manos.

Cuando entres a la alcoba,
has de saber que está prohibido,
entrar con enojos y no salir feliz.

En la alcoba para que te den,
antes tienes que dar,
para que te amen, tienes que amar.

En la alcoba los ascos no existen,
todo está permitido, siempre y cuando
ambos lo quieran.

Antes de entrar a la alcoba,
debes de haber cortejado,
aquellos que has soñado amar.

En la alcoba se debe darle expresión
a todo eso que vibra en el corazón
y esta aunado a un profundo sentimiento.

No son las luces apagadas las que dan
la pauta a la intimidad, es todo eso que se ha
compartido cuando se ama de verdad.

En la alcoba la música mas sublime,
que se puede escuchar son los suspiros,
acompañados por un ¡Te amo!

En la alcoba evocar recuerdos
está prohibido, al menos que estos,
sean de momentos compartidos con
esa persona que estas amando.

Es la alcoba la montaña a la que siempre
has querido llegar, porque es allí
donde la máxima cima conquistaras.

En la alcoba tener sexo sin amor
no está permitido, porque eso seria
una herejía contra el amor.
Oxwell L’bu Copyright © 2017

sábado, 16 de septiembre de 2017

Por si me juzgo mal

Por si me juzgo mal...

No lo vaya usted a juzgar de pereza,
más la verdad es que ese instinto de vagancia,
está en mi naturaleza...
Es cuestión de nobleza, no de torpeza,
es que me gusta contemplar,
sin que nada me venga a preocupar.

Será que esta escrito en mi ADN,
que me gustó la vagancia,
desde que era un nene...
No, no busco ser un mantenido,
ni soy un vividor, pues pa que lo sepa
soy muy trabajador.

Pero me he cansado de vender mi tiempo
y mi escaso talento, además  odio la rutina,
y a mi me gusta vivir con el corazón contento,
con la mente receptiva a los cosas bellas
de la vida.

Es que no hay tiempo para mas,
y ya es justo que ejerza esta mi
frustrada vocación,
que le da gozo a mi corazón.

No me pida que madure,
que eso es para la fruta
que ya fermentada,
con ella se hace chiricuta...
Yo por el contrario como un buen
vino me añejo y cobro conciencia,
que sale muy caro ser un pendejo.

Me gusta caminar sin rumbo,
ser ciudadano de este mundo
ir por la vida sin visa ni pasaporte,
sin que de donde vengo a nadie
le importe...
Yo no tengo títulos  para apantallar
y que vengan a acreditar,
capacidades que no tengo.

Yo no tengo poseciones que presumir,
ni me importa mi forma de vestir,
lo poco que tengo carece de presio ostentoso,
porque es viejo, à pasado de moda
o esta obsoleto.

No llevo prendido a mi ningún amuleto,
solo una fe sencilla que me ayuda a bregar
con esas cosas difíciles de la vida...
Una fe desnuda incrustada en el corazón,
que no se disfraza de cobardía ante los retos
y aunque conozco el temor; esa fe me llena
de valor.

Y por si usted no lo sabía,
yo sueño de día con los ojos abiertos
y me despierto al anochecer para
enamorar a la luna con mis versos;
actualmente me he matriculado,
en la escuel a de desaprender
y de vez en vez me compro boletos
al pasado y soborno a los ángeles
del paraíso cuando amo.
Oxwell L’bu Copyright © 2017
Foto: Internet

martes, 12 de septiembre de 2017

***Quizás usted no se puso a pensar***

***Quizás usted no se puso a pensar***
Cuando me dejo hundido en la soledad,
quizás usted no se puso a pensar,
que se desmoronaba mi mundo,
que herido y muribumdo,
la buscaría hasta en el último
rincón del mundo.

Quizás usted no se puso a pensar,
que su adiós no lo sabría aceptar
y que de ese dolor nunca me podría
recuperrar...
Estoy respirando por la herida,
desde su partida.

Quizas usted no se puso a pensar,
que me quedaría en una tormenta
de recuerdos inolvidables
y que la tristeza de extrañarla,
me vendría a empapar.

Usted quizás nunca se puso
a pensar..
Que cuando la conocí,
yo anule cualquier otra
posiblidad, pues usted
era toda mi verdad.

Que olvidarla no era una
opción, pues me desangro,
de obsecion y siento que todo
ha perdido sentido
y que la amaré hasta el último
latido de mi corazón.

Todo eso usted no se detuvo
a pensar...
Quizás comparó su amor con el mío,
pero sin que se ofenda,
la verdad es que usted no sabe amar.
Oxwell L’bu Copyright © 2017