sábado, 26 de mayo de 2018

***En torno a un café***

***En Torno A Un Café***
El café mas suculento que he tomado, por aquella mujer era preparado, mientras en una tasa vertía toda su sabiduría, cuando en la mesa se sentaba para conversar acompañados por ese “Cafecito con pan”  porque las penas con pan son buenas y con café se está dispuesto a recorrer una milla mas…

El mejor café que he tomado, lo bebí a tu lado en aquella alborada, después de haberte amado…Tenia tu aroma y el dulce sabor de tus besos, ese aroma y sabor en mi se ha quedado impregnado, como ese momento sublime en el que te he amado.

Es el aroma del café, el que evoca a la nostalgia, con esa sabor dulcemente amargo de los recuerdos; recuerdos que embriagan al alma y aprietan el corazón, permitiendo por un instante traspasar la neblina que impone el tiempo con la luz de la esperanza.

Fue con un café con el que brinde en una noche de desvelo en mi cumpleaños, por los años cumplidos  y por los que vendrán…En los cuales uno espera haber aprendido que la felicidad no se posterga, porque se enfría al igual que el café
y que cualquier momento es bueno para ser feliz, así como para degustar una taza de café.
Oxwell L’bu copyright2014

Las idealizaciones

Cuando idealizamos a una persona, nos hacemos y le hacemos daño; de la misma manera que cuando idealizamos circunstancias de vida, las volvemos inalcanzables, porque  al no encajar las cosas con nuestras expectativas, nos frustramos y decepcionamos entonces echamos a perder un momento, una ocasión que pudo haber sido inolvidable.
 Oxwell L’bu Copyright ©2013

***Susurros al oído***

***Susurros al Oído***
Te acercas lenta, sigilosa suave como una mariposa
que se posa en mi pecho que agitado es pertrecho
de las guerras de este amor…

Es tu melena una selva de fragancias de jazmines y de rosas,
son tus manos la caricia que enciende mi piel…
Son tus besos la miel de este enjambre que se alborota
cuando siento el aliento de tu boca.

Pero tus ojos son elocuentes, es tu mirada como la marea
que arrasa con todo en la playa de estos mares de deseo,
y es que cuando te veo en mi puerto sube la marea.

A veces en una falsa alucinación pretendo ignorarte,
pero como hacerlo si mi sangre está que arde,
a veces como queriéndome engañar te dejo pasar
pero que puedo hacer si son tus caderas una trampa.

Me gusta el contorno de tus caderas y como las meces al andar
ya que son una invitación a levitar…
¡Me elevas! ¡y me elevas! Más allá del cielo hasta la eternidad.

Te sientas en mis piernas y yo no puedo apartar mis ojos de ti,
tus hombros me enloquecen  tus pechos son mi perdición
y ambos sentimos que se ha prendido en llamas esta habitación.

Yo te susurró al oído frases tiernas y siento como tiemblan tus piernas…
Mis manos son aves que se escapan y vuelan hacia ti queriendo recorrer
tu geografía de mujer esa que descubran tus misterios y revela tus enigmas.

La penumbra se confabula con mis manos para vestirte y no dejarme
ver esa belleza que llevas ceñida a la piel,
que me invita a devorarte pero prefiero contemplarte.

Quiero ser como tu almohada que conoce tus secretos y recibe tus suspiros,
ser el dueño de tus días y tus noches así como de esos idilios  que te
hacen llorar y estremecer…

¡Hay mujer! Si muriera en este momento lo único que lamentaría
sería el no llevarte conmigo para amarte mas allá de la eternidad
y susurrarte al oído palabras tiernas mientras nos amamos.
Oxwell L’bu copyrights 2011

jueves, 24 de mayo de 2018

Nociones del tiempo

***Nociones del Tiempo***
 Cuando era niño ciertamente
el tiempo era algo que no importaba,
y si acaso lo media era por el tiempo
que jugaba...

Al crecer un poco la escuela
me lo hacía recordar cumpliendo
horarios pero luego lo volvía
ha olvidar...

Al hacerme adolecente
el tiempo pasaba inclemente,
mas yo quería que corriera
un poco más...

En mis primeros años de juventud
los recuerdos empezaron a
ser capítulos recurrentes en mi vida
y me di cuenta que detenerlo no podía...

Hoy aun no soy mayor pero
si observo que los recuerdos
bombardean a mi mente mucho más...
Que anhelo cosas del pasado
y tomo más en cuenta quien
camina a mi lado.

Hoy he comprendido que el
tiempo en un instante puede
tornarse en mi peor enemigo,
pero igual soy testigo
que el mejor momento
para vivir es hoy…
Oxwell L'Bu copyright 2010

miércoles, 23 de mayo de 2018

***Desde aquel primer beso***

***Desde aquel primer beso***

Eclipsaste mis sentidos
y me alborotaste mi corazón,
al punto que aun resuena
en mi mente aquella canción.

Nunca lo he comprendido…
si cuando te declare mi amor
solo me diste un rotundo NO.

En un segundo hiciste pedazos
mis ilusiones y mandaste los
sentimientos de vacaciones...

Más al pasar los días te volví
a encontrar y mi pecho
volvió a suspirar…

Me desarmaste con tu mirada
mas en un segundo sentí tu
lengua traviesa  buscar la mía.

Yo te acomode despacio
pues sentí tus dientes
incrustándose en mis labios.

Abrí los ojos y en un segundo
estábamos fuera de este mundo
y nos volvimos a besar.

He sentido tus besos de pasión…
he experimentado tus labios
bañados de ternura,
mas por nada cambiaría la
hermosura de aquel primer beso.
Oxwell L'Bu copyright 2010

domingo, 20 de mayo de 2018

Esas causalidades

*La noche nunca es tan larga, como para que no le de alcance el amanecer… Nada suele suceder sin ninguna razón, sin ningún propósito, porque nada es casualidad, todo guarda una cuasalidad… Esperemos a que amanezca y todo lo veremos más claro.  Porque aun el desamor se transforma en un amor más maduro y profundo, la tristeza y el desaliento en esa paso de fe que nos impulsa, lo fatídico y desagradable en una razón amable que nos invita a crecer…
Oxwell L’bu Copyrights 2011

sábado, 19 de mayo de 2018

“La carta que no leerás “

“La carta que no leerás”
Dime que hago yo, buscando tus palabras, en esas cartas amarillas por el tiempo, es una locura, es como pretender armar un rompecabezas, con piezas de diferentes escenarios.  Que hago yo aquí escarbando en mis recuerdos, para ver si le puedo robar a la vida, un instante junto a ti.

Dime que hago yo, buscándote, en fotos donde tú no estás, porque en mi vida, ya eras ausente...He de ser un demente, por mantenerte viva en mi alma y en mi mente, mientras en la tuya yo quedé ausente. Pero ya vez, así son las ironías, son como pesticidas que matan las flores de nuevos momentos.

Dime que hago yo, escribiéndote una carta que no leerás, gritándole al viento, palabras que no escucharas, evocando primaveras, que no volverán, porque tu fuiste como un tulipán, de una sola primavera...🌹🌹🌹
Oxwell L’bu copyrights 2018